Los más vendidos

  • ANTIÁCAROS
    ANTIÁCAROS

    Composición:  Tejido funda: 100% algodónTejido interior: 100%...

    22,68 €
  • BAMBU IMPERMEABLE Y TRANSPIRABLE
    BAMBU IMPERMEABLE Y TRANSPIRABLE

    Funda almohada Bambú impermeable y transpirable. Composición:  Tejido:...

    11,50 €
  • VELETA
    VELETA

    Colchón de muelles ensacados + Doble cara Viscoelástica Tejido Stretch...

    282,84 €
  • TEIDE
    TEIDE

    Colchón de muelles Double Offset + Doble cara Viscoelástica Tejido...

    280,00 €
  • RIZO ELASTIC
    RIZO ELASTIC

    Funda colchón de Rizo elástico. Composición:  Tejido: 80% algodón - 20%...

    11,70 €

Fabricantes

Proveedores

No hay proveedores

Comer bien para dormir bien

Comer bien para dormir bien

¡Nuestras amigas de The Happy Avocado nos explican la importancia de la alimentación para favorecer un correcto descanso!

¡Visita su blog! The Happy Avocado

4 consejos clave para tener un sueño 10:

“Come temprano, entre 2 y 3 horas antes de ir a dormir”

Cuando vamos a la cama justo después de cenar o al poco rato, el cuerpo se encuentra en plena digestión, está trabajando revolucionadamente para metabolizar todo lo ingerido, y no puede detenerse en seco e irse a dormir. Para descansar bien tendrás que esperar a que el señor estómago haga su trabajo, si no, la calidad del sueño se verá afectada y también tu digestión.

“Nada de guisados de la abuela para cenar”

Todos hemos sido testigos de lo difícil que resulta conciliar el sueño después de una cena copiosa, o por contra, de lo bien que dormimos cuando cenamos saludable. Así que hay que procurar que el contenido de las cenas sea bajo en grasas y de alimentos de fácil digestión. Por ejemplo, una crema de calabacín y una rodaja de merluza a la plancha, con su trocito de pan integral y un vaso de agua, sería un ejemplo de cena muy adecuado.

“El triptófano importa”

El triptófano es un aminoácido esencial precursor de la serotonina, un neurotransmisor que participa en el ritmo del sueño, produciendo sensación de tranquilidad.

Al ser esencial (el cuerpo no puede sintetizarlo), puede obtenerse únicamente a través de la dieta, ingiriendo alimentos como la leche, el huevo, las almendras, las anchoas o la carne de pavo.

Este aminoácido es la palanca que inicia al engranaje hacia el bienestar, sin su presencia las síntesis de serotonina y melatonina se ven afectadas y podrían traducirse en problemas de estrés que alterarían significativamente tus noches.

“Más infusiones y menos café”

Pasado el mediodía deja el café aparte. Aunque seas de los que dice que el café no le afecta porque duermes igual, la cafeína circulante sigue produciendo excitación y afectando la calidad del descanso. Su efecto puede durar hasta 10 horas post-ingesta, siendo las 6 primeras las más activas. Durante la tarde opta por tés, tiene un efecto estimulante menor al café, y por la

noche empieza con las infusiones, las de valeriana, pasiflora o lavanda son ejemplos de relajantes.